Hormonas de Enraizamiento – Recetas Caseras:

Hormonas de Enraizamiento – Recetas Caseras:

Las hormonas de enraizamiento sirven muchisimo a la hora de multiplicar una planta por esquejes, o también a modo de estimulante en plantas ya constituidas pobres en raíces.

Algunas recetas :

– Con Lentejas :
Colocar las lentejas en un recipiente con agua ( una taza de lentejas por 4 tazas de agua ), durante un par de días, y al germinar estara’ lista la preparación.
Al haberle colocado agua, ya esta diluida pero se le puede disminuir la concentración con mas agua.
(en cuanto las lentejas germinen hay que quitarlas de la solución, de otra forma, al estar germinadas volverán a absorber las hormonas)

– Con Trigo, maiz :
Colocar los elementos en un recipiente ( una taza por dos de agua ) durante una semana, y la preparación estará lista.

– Con Sauce llorón :
*Utilizando esquejes u trozos de ramitas suberificadas ( osea con corteza) con agua suficiente como para que intenten sacar raíces,…. dejar reposar durante 3 semanas. El agua resultante se utiliza .

(*Utilizando la corteza del árbol en preparación similar a la anterior).

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Esquejes y clonación marihuana

Ahora describiremos los pasos a seguir y algunos consejos a la hora de obtener unos esquejes de marihuana que aseguren una descendencia con las mejores características de la planta madre. Recordad que el esquejado es una excelente técnica para obtener plantas de marihuana hembras porque van a tener el mismo sexo que la planta madre (que por lo tanto deberá se una planta hembra de cannabis). El método para obtener esquejes es sencillo y efectivo, y el esquejado es el método más productivo de propagación para cultivo de interior y exterior.

A continuación vamos a describir unos sencillos pasos para obtener nuestros esquejes:

1.- Se escoje la planta madre teniendo en cuenta lo que se comentó en otros post sobre esquejes de marihuana. La planta madre deberá tener dos meses de edad como mínimo. Una semana antes se rocía con agua tibia todas las mañanas o se lixivia la tierra con dos litros de agua por litro de tierra (el drenaje en este caso ha de ser bueno para evitar encharcamientos y que se pudran las raíces).

2.- Se cortan las ramas. Deberemos escoger las ramas más sanas y maduras. Las ramas viejas arraigan con más facilidad que las nuevas, así que tendremos que tenerlo en cuenta. Se hace un corte de unos 45º de inclinación en las ramas escogidas (de unos 5mm de ancho y 6-12 cm de largo), con un cuchillo afilado y con cuidado de no aplastar el tallo al cortar. El corte debe ser limpio para que la marihuana pueda sanar con prontitud. El corte ha de realizarse entre dos nudos de crecimiento. Después se cortan las hojas más bajas para que el tallo entre bien en el suelo (por lo menos debería haber uno o dos nudos de crecimiento sin hojas por debajo del suelo y dos grupos de hojas por encima). Nada más cortar hemos de colocar el extremo cortado en agua limpia y tibia.

esquede de marihuana en cubo de lana de roca 300x225 Esquejes y clonación III. Pasos para obtener esquejes de marihuana.3.- Para el esquejado de cannabis el mejor medio de enraizamiento son los cubos de lana de roca. Además son muy manejables y nos facilitarán el trabajo cuando tengamos que trasplantar. También podemos usar semilleros o pequeños recipientes y llenarlos con vermiculita fina, sustrato inerte, arena gruesa o tierra de calidad para plantas. Aunque es más efectivo usar los cubos de lana de roca. Regaremos el medio de cultivo hasta saturarlo, y con ayuda de algún utensilio (una varilla de metal o un lápiz), hacemos un agujero que sea un poco más ancho que el tallo del esqueje. El agujero debe ser profundo y llegar casi hasta el fondo del medio de enraizamiento. Así nos aseguraremos que la planta desarrolle un buen sistema de raíces. Agujerea el fondo del cubo donde irán el esqueje si no tiene suficientes agujeros para que drene bien el agua.

4.- Es muy aconsejable utilizar algún tipo de hormona de enraizamiento. El más conocido es el Clonex. Si usas otro producto que necesite preparación, mezcla la solución justo antes de usarla. Embadurna cada esqueje durante 10 o 15 segundo con la solución, teniendo cuidado de que se moje toda la parte del tallo que irá bajo tierra. Después introduce el clon de mariuana en el medio de enraizamiento y aprieta este ligeramente para que las paredes del tallo estén en contacto con él. Se pueden usar polvos de enraizamiento, aunque cualquier producto líquido dará mejores resultados. Ten cuidado de que el tallo que entierras tenga una fina película de producto al plantarlo, y que el producto no se quede en la tierra al meterlo.

esqueje de marihuana enraizado 259x300 Esquejes y clonación III. Pasos para obtener esquejes de marihuana.5.- Riega el esqueje de marihuana con mesura y despacio para que la superficie se humedezca uniformemente. En este periodo debemos mantener las hojas de los esquejes húmedas, porque hasta que desarrolle nuevas raíces será por las hojas por donde se alimente. Por este motivo debes mantener la parte visible de los esquejes húmeda todo el tiempo. Pero no dejes que el medio de cultivo se empape. Debe permanecer simplemente húmedo.

6.- Si los esquejes reciben más de 18 horas de luz al día, parece demostrado que aceleran su enraizamiento. Pero no es conveniente que reciban luz muy potente. Si cultivas en interior, mantén a los esquejes en el borde de tu plantación. En exterior cuida de que no reciban excesivo sol directo. Son muy frágiles y pueden deshidratarse con facilidad. La luz y los tubos de color blanco son ideales durante este periodo. Con una potencia de 400w tendremos más que suficiente para enraizar los clones de marihuana.

7.- Usar un invernadero pequeñito ayudará a que los niveles de humedad se mantengan altos. El índice de humedad debe  situarse por encima del 90% los primeros días, y encima del 80% al final de la primera semana. Rocía varias veces al día los esquejes si no tienes la oportunidad de hacerte con un mini-invernadero. Cuidad de que no aparezca moho u hongos, y usad los productos que consideréis apropiados si habéis comprodabo anteriormente que en vuestro lugar de cultivo hongos y moho crecen con facilidad. Quita las hojas que se pudran para evitar males mayores. Una técnica muy utilizada es la de cortar las hojas de marihuana por la mitad para minimizar la superficie por donde la planta pierde agua. Y mantén el medio de cultivo húmedo pero no en exceso.

8.- Si mantenemos el medio de cultivo más caliente que el aire que rodea a los esquejes lograremos que estos pierdan menos agua por la transpiración que se produce en las hojas, y aceleraremos los procesos de desarrollo de las raíces. La temperatura ideal del medio de cultivo se situaría entre 24 y 27ºC, y la del aire entre 20 y 23ºC, sin que la diferencia entre ambas supere los 3ºC. Si excedemos los 30ºC en cualquiera de las dos pueden producirse daños en la planta de cannabis y en su sistema incipiente de raíces. Usar una alfombrilla térmica específica ayudará. También podemos ayudarnos de calefactores para calentar el medio de cultivo.

9.- Al final de la primera semana los esquejes no deberían estar lacios o con signos de marchitamiento. Recordad quitar las hojas que se pongan feas. Puede que durante los primeros días algunos presentasen estos signos, pero tras 7 días en su nueva etapa como esquejes deberían haber recuperado el vigor. Los que pasados estos días no estén ya recuperados, puede que indiquen que su proceso de crecimiento será lento o que incluso no lleguen a sobrevivir. Intenta recuperarlos variando las cantidades de agua con la que los rocías y empapas el medio de enraizamiento, muévelos ligeramente y cuida especialmente de ellos durante los próximos días hasta que compruebes que pueden llegar a convertise en plantas sanas y fuertes. Tira los que no pasen esta prueba días después, para no malgastar más tiempo y dinero.

esqueje de marihuana con buenas raices 225x300 Esquejes y clonación III. Pasos para obtener esquejes de marihuana.10.- El proceso de enraizado debería completarse tras 20 días. En este momento todos los esquejes deberían estar enraizados. Prescinde de los que no lo estén. Algunos puede que se adelanten hasta dos semanas. Para saber si han enraizado o no podemos sacar el cepellón de la maceta o del semillero y ver si asoman raíces blancas por los laterales. Exteriormente indicios que indican el enraizamiento son un crecimiento vertical del esqueje y colores amarillos en las puntas de las hojas. Comprobado esto, nuestro consejo es esperar a que la planta desarrolle un buen sistema de raíces retrasando unos días el trasplante. Con más y mayores raíces la planta cogerá con más fuerza cuando la pasemos a una maceta más grande. Fijaos día a día para controlar si detienen ligeramente le crecimiento vertical. Si os da esta sensación, y habéis comprobado que han enraizado convenientemente, trasplantar los esquejes de marihuana a su nuevo “hogar”.

Con el punto 10 terminamos la explicación paso a paso para obtener esquejes de marihuana de una forma sistemática y sencilla. Podemos volver a obtener esquejes de nuestra planta madre pasados un par de meses, cuando veamos que la planta se ha recuperado de las anteriores amputaciones. La gran ventaja de la propagación por esquejes es que las células de estos tienen la misma edad que la planta madre, por lo que su productividad y su calidad serán mejores que una planta florecida prematuramente (siempre que se elija una buena planta madre, claro).

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Como Diferenciar el cannabis de Hembra a Macho

La planta de cannabis es la ÚNICA planta donde los machos y las hembras son físicamente! diferentes. Nadie nunca habla de machos y hembras en el reino vegetal porque las plantas no muestran su sexo, excepto el cáñamo. Para determinar el sexo de una planta, se tiene que buscar internamente, en su DNA. La planta de cannabis tiene una sexualidad intensa.

El sexo de la marihuana es muy importante, ya que sólo la hembra nos proporciona cogollos. La hembra producirá cogollos, ricos en resina. Si es macho, producirá bolsitas de polen para fecundar las flores de la hembra. Una planta de cannabis hermafrodita adopta los dos sexos a la vez, de forma que produce flores de hembra y de macho, de esta forma pudiéndose autofecundar y crear semillas. Las hermafroditas no son muy comunes y es difícil que aparezcan.

Es vital detectar los machos cuanto antes para que no fecunden a las hembras con su polen y nos hagan perder una parte de la cosecha fabricando semillas. Hay que tener en cuenta que el polen de un macho puede desplazarse centenares de metros y hasta kilómetros en condiciones de viento favorables, por tanto la única solución para que no se fecunde ninguna hembra es la muerte del macho.

Las plantas dan lugar a unas pequeñas flores que aparecen pegadas al tallo principal en los nudos, justo al lado de donde brotan las nuevas ramas y donde están adheridas las grandes hojas. Las primeras flores suelen aparecer alrededor del octavo o noveno nudo desde la base, cuando la planta ya ha formado doce o más nudos. (Esto puede variar ligeramente según la especie). Estas flores prematuras pueden aparecer incluso en el periodo de crecimiento vegetativo antes de forzar la floración. Dado que no están bien formadas aún, son difíciles de sexar. Cuando se desarrollen, las sexaremos.

Cannabis Hembra

Las hembras, forman una flor formada por un cáliz de color verde (calyx) de la que nace un filamento blanco que al formarse se abre en dos pistilos que forman una “v”, que apunta hacia arriba. Las flores nacen adheridas al tallo. Algunas especies presentan los pistilos de color violeta.

Flor Femenina

Las flores crecen tan juntas que forman cogollos cubiertos de pelos blancos (pistilos). La punta de la planta da lugar a la “cola”, palabra castellana con la que en América denominan al conjunto de cogollos que al crecer tan juntos llegan a formar uno muy grande y alargado con forma de cola (el cogollo mas grande y de mejor calidad). Las puntas de las ramas principales también forman colas pero de menor tamaño. Las hembras suelen ser más bajas y espesas. (Más ramificadas). A veces presentan un abultamiento en la base de las ramas, por donde estas se adhieren al tallo principal, antes de presentar flores. De todas formas solo la aparición de dichas flores nos asegurará la sexación.

Cannabis Macho

Los machos, presentan unas flores, que prematuramente tienen el aspecto de dos bolitas verdes adheridas al nudo. Al formarse acaban colgando de un pequeño tallo y adquieren un tono más amarillento los cuales parecen diminutos melones, pues se advierten franjas más verdosas. Dichas bolas se abren en cuatro sépalos de los que cuelgan cuatro estambres amarillos como minúsculos plátanos. Estos están cargados de polen. El polen no tardará mucho en liberarse una vez la flor se haya abierto. Los machos forman racimos de bolitas que cuelgan hacia abajo.

El polen es un polvo amarillo o blanquecino finísimo y flota en el ambiente, lo que hace que se propague con facilidad. Se deben apartar los machos de las hembras en cuanto se identifiquen las flores y antes de que estas se abran. Unas pocas flores pueden polinizar un cultivo entero. Los machos suelen ser sacrificados aunque se pueden dejar madurar junto a una ventana o en un jardín, siempre que se encuentren alejados de nuestro sistema.

Hermafroditismo

Existen variedades de marihuana en el sudeste asiático, sobre todo en Tailandia que son hermafroditas. Dada la poca diferencia entre invierno y verano en climas tan tropicales, estas variedades florecen todo el año. En sí son hembras capaces de producir algunas flores masculinas con las que polinizarse a sí mismas y a sus vecinas.

Hermafrodita

En condiciones de estrés puede aparecer hermafroditismo en plantas de ambos sexos. Los machos que son sacados de un sistema en el que tenían condiciones idóneas, y son trasladados a una ventana en invierno, suelen formar alguna flor femenina que al ser polinizada suele dar una semilla borde. No se les puede considerar aptos a efectos de consumo, no dejan de ser machos con unas pocas flores del otro sexo.

Es muy común que al aplicar la técnica “sin-semilla” de retirar los machos, las hembras aparte de crear flores como locas, para captar el polen que no está, parecen defenderse formando flores masculinas, generalmente son muy pocas y son difíciles de ver. Esa es la causa de que se encuentre alguna semilla ocasionalmente en algunos cogollos, o plantas, sin que haya habido ningún macho. Estas plantas son hembras pues su porcentaje de hermafroditismo, es mínimo. Si las flores masculinas son escasas, retíralas con unas pinzas. Unas pocas semillas en un cogollo tampoco afectan a la calidad de “sin-semilla”.

Algunos autores sostienen que las semillas creadas a partir de polen de hembras-hermafroditas, dan lugar a hembras puras y hembras-hermafroditas, sustituyendo estas a los machos. Es fantástico pensar que estas semillas no den machos, pero está por ver si todas darán lugar a plantas resinosas y vigorosas, no bastando la condición de hembra para ser de calidad. Si las plantas obtenidas son de calidad puede ser interesante, aunque algunos no son partidarios de cultivar este tipo de plantas.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Como hacer aceite de Marihuana

Extrayendo oro de las plantas … de una forma, casera, sencilla y segura; el método es una adaptación del libro “Cannabis alquimicum”. Os recordamos cuales son los materiales necesarios: olla y todos sus complementos (mirar “Montando la olla”), etanol 1l. dos botes de plástico (Pet) o cristal, un jarrillo de acero inoxidable pequeño, embudo, filtros de café, calentador eléctrico y unos 20gr. de marihuana bien seca. Una vez montada la olla pasamos la marihuana por el etanol. Esta primera vez solo lo dejaremos actuar unos 5 minutos para sacar un autentico primera que nos hará volar. Después de haber agitado el bote lo filtramos con el filtro de café y aquí esta nuestro oro líquido. Ahora sólo queda separar el alcohol del aceite y para eso utilizamos la olla.

Una vez filtrado el alcohol… lo volcamos dentro de la olla mágica montamos esta y la colocamos al baño maría. La temperatura de evaporación del etanol es 70ºc y la del agua 100ºc a sí que no hay que dejar hervir el agua si no queremos empezar a perder cannabinoides. Vamos apagando y encendiendo el termostato del calentador eléctrico, para mantener los 70ºc interiores necesarios para que el se evapor el etanol sin degradar el THC.

Una vez que hemos recuperado… la cantidad de alcohol que queremos, lo recuperamos con una jeringa grande. Hay que tener paciencia y esperar un poco antes de empezar ya que el alcohol esta caliente.

Cuando conseguimos reducir… la mezcla, la pasamos al jarrilo de acero inoxidable, para seguir evaporando, hasta que lo pasemos al tarro pequeño de cristal (mermelada pequeña)para dejarlo listo para su uso.

Hay que tener cuidado… y no dejar evaporar demasiado el alcohol en el jarrillo, ya que no seréis capazes de pasarlo al tarro de cristal. Y por supuesto que cuando estéis evaporando sin la olla el sitio de trabajo a de estar muy bien ventilado para que no ocurra ninguna desgracia.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

TRICOMAS, MORFOLOGIA Y MADURACIÓN.. aprende cuando cosechar.

Tricomas morfologia y maduración:

Aunque las glándulas resinosas del cannabis, llamadas tricomas, son estructuralmente muy diversas, las podemos clasificar en tres tipos básicos.

· Bulboso:

El tipo bulboso es el más pequeño (15-30 micras). De una a cuatro células forman el “pie” y el “tallo”, y de una a cuatro células la “cabeza” de la glándula. Las células de la cabeza segregan una resina – fundamentalmente cannabinoides y otras sustancias relacionadas, que se acumulan entre las células de la cabeza y la cutícula. Cuando la glándula madura, una protuberancia en forma de pezón puede formarse en la membrana debido a la presión de la resina acumulada. Este tipo de glándulas las podemos encontrar repartidas sobre la superficie de las partes aéreas de la planta.

· Capitado-sesil:

Este segundo tipo de glándula es mucho mayor y más numeroso que las bulbosas, se denominan capitadas ya que tienen forma globular. En plantas inmaduras, las cabezas descansan niveladas, dando la impresión de no tener tallo (sesil significa que esta sobre el sustrato o superficie). Las glándulas tienen realmente un tallo pero este posee la altura de una célula y resultar invisible bajo la cabeza globular. La cabeza esta formada normalmente por ocho células, pudiendo llegar hasta dieciséis, que forman una roseta convexa. Estas células secretan los cannabinoides, que se acumulan entre la roseta y su membrana exterior, dándole forma esférica. Miden entre 25-100 micras.

· Capitado-entallado:

Los cannabinoides son más abundantes en este tipo de glándula que en las anteriores, y consiste en una plataforma de células secretoras en forma de disco, recogidas en una cavidad de células no secretoras. Durante la fluoración la glándulas capitadas que aparecen en las partes mas nuevas de la planta adquieren una tercera forma. Algunas glándulas son elevadas hasta una altura de 150-500 micras cuando sus tallos de alargan y se denominan capitadas-entalladas. Aparecen durante la fluoración y más densamente y abundantemente en las bracteas de las flores femeninas. También se concentran en las hojas pequeñas que acompañan a las flores. Las flores masculinas tienen estas glándulas en los sépalos, pero son más pequeñas y menos abundantes que en las femeninas y también a los lados de las anteras, donde se forman hileras de grandes glándulas capitadas.

Vida dentro de un tricoma Capitado-entallado

Las células de disco, que están pegadas a las hojas y bracteas por células columnares (ROJO) y básales (VERDES), liberan partículas fibrilares en la cavidad secretora contribuyendo al ensanchamiento de la pared subcuticular mientras crece la cavidad secretora. Los blastos (NARANJA) en las células de disco produce una secreción llamada lipoplasts que sintetiza cantidades de sustancias lipofilicas que se acumulan fuera de la membrana de plasma, migrando hacia el retículo endoplasmatico del citoplasma, y a través de la membrana de plasma y la pared celular, a la cavidad secretora donde forma vesículas (AZUL). Las vesículas en contacto con la pared subcuticular liberan sustancias que contribuyen al crecimiento de la cutícula durante el ensanchamiento de la cavidad secretora. El THC esta en las paredes, en las partículas fibrilares y en otras materias que rodean la vesícula. Se pueden encontrar trazas de THC en la célula de disco.

Cuando cosechar los tricomas

Existen muchas escuelas de pensamiento que nos dicen cuando es tiempo de cosechar. Intentare explicar como tu puedes determinar el momento de cosechar que producirá los efectos psicoactivos mas adecuados a tus preferencias individuales.

Nos centraremos en los tricomas Capitado-entallado, ya que contienen la aplastante mayoría the cannabinoides psicoactivo (THC, THCV, CBN). Diferentes cannabinoides afectan a la subida de forma multifacetica.

· THC:

delta-9-tetrahydrocannabinol & delta-8-tetrahydrocannabinol – El THC mimetiza la acción de la anandamina, un neurotransmisor producido naturalmente en el cuerpo, el cual obliga a los receptores de cannabinoides del cerebro a producir la “subida” asociada a la marihuana. El THC posee un alto poder de absorción de UV-B (280-315 nm).

· THCV:

tetrahydrocannabivarin – prevaleciente en ciertas variedades Sur Africanas y del sudeste asiático. Se dice que produce la ‘subida mas limpia’ y parece que posee muchas de las propiedades terapéuticas del THC.

CBD
cannabidiol – anteriormente se lo consideraba psicoactivo, o que contribuia al colocón por interacción con otros cannabinoides, sin embargo las investigaciones mas recientes indican que tiene un efecto insignificante sobre el colocón, aunque es un poderoso anti-inflamatorio y podria mitigar algunos efectos del THC como la ansiedad. El CBD, como cannabinoide no psicoactivo, parece que puede ser de gran ayuda para muchas aplicaciones médicas. El CBD se biosintetiza en cannabinol (CBN) y tetrahidrocannabinol (THC).

CBN:
Cannabinol – producto de la degradación del THC, produce un efecto depresivo, fuzzy forehead

CBC:
cannabicromano – no psicoactivo, un precursor del THC.

CBG:
Cannabigerol – no psicoactivo, el cáñamo industrial posee a menudo altas concentraciones de CBG, mientras solamente muestra trazas de THC.

Una gran producción de tricomas no indica necesariamente una planta potente. Algunas especies de cáñamo tienen cierta capa de tricomas y sin embargo no producen nada más allá de un dolor de cabeza. En una variedad psicoactiva, una gruesa capa de tricomas es un símbolo de potencia elevada, pero no lo garantiza.

Lo que hace que una variedad de cannabis sea psicoactiva es la capacidad de la planta de producir THC y THCV.

Un pequeño microscopio de bolsillo 25x, funciona bien para echar un vistazo mas de cerca al desarrollo de los tricomas. Examinando los tricomas glandulares “capitate stalked”, vemos que la coloracion de la cabeza de la glándula puede ser diferente según variedades y estado de maduración de la planta. La mayoría de plantas comienzan con glándulas transparentes o ligeramente ambarinas, que poco a poco se tornan traslúcidas u opacas cuando los niveles de THC alcanzan su nivel máximo y empieza a degradarse. Al margen del color inicial de la glándula, mediante la observación cuidadosa podremos ver los cambios de la coloración segun avanza la maduración.

Algunos cultivadores esperan hasta que la mitad de las glándulas estan opacas (lechosas) antes de cosechar, para asegurarse un nivel máximo de THC. Por supuesto, no hay nada como la propia percepción personal, asi que recoge muestras en distintos estados de maduración para ver cuál es el mejor para ti y el fenotipo que cultivas. Mientras podrías estar aumentando la cantidad total de THC dejando que la mitad de las glándulas se vuelvan opacas, el cogollo tambien ira teniendo una mayor cantidad de productos que aparecen por la degradacion del THC, tal y como el CBN, motivo por el cual algunos cultivadores prefieren recoger con mas antelación, cuando la mayoría de glándulas aun estan transparentes.

Las variedades indicas tienen un margen de unos 10-15 días en el que moverse. Las sativas e hibridos indico-sativos a menudo tienen un periodo largo con el que trabajar.

La imagen de debajo señala los tricomas transparentes con flechas verdes, los lechosos con amarillas y las rojas para los ambarinos.

Por qué aparecen los tricomas en el proceso evolutivo de la naturaleza?
El cannabis desarrolla sus tricomas para multitud de usos en la naturaleza, algunos de los cuales requieren THC y otros cannabinoides para ser efectivos, y otros no.

Proteccion frente a insectos:
Mucho insectos encuentran la gruesa capa de resina incómoda, esto ofrece cierto nivel de protección para las semillas en desarrollo.

Animales:
La cubierta de tricomas y pelos cistolíticos hace del cannabis algo menos agradable al paladar de muchos herbívoros y omnívoros.

Desecación:
la cubierta de tricomas ayuda a aislar la flor pistilada (femenina) de niveles de humedad bajos y del viento.

Luz UV-B (ultravioletas):
La luz UV-B es dañina para los seres vivos, el THC tiene gran capacidad de absorver esos rayos, de este modo el cannabis podria haber favorecido a lo largo de su proceso evolutivo la aparicion de tricomas capitate-stalked a modo de pantalla de protección contra los rayos ultravioletas.

Proteccion frente a hongos:
Algunos de los compuestos presentes en los tricomas inhiben el crecimiento de ciertos tipos de hongos.

Muy probablemente, la razón más importante para la evolucin de tricomas capitate-stalked cargados de THC es la intervención humana en el proceso de selección , favoreciendo genotipos que producen cantidades copiosas de tricomas cargados de THC.

Ahora una prueva visual de los tipos de tricomas.
1º.- TRICOMA GLANDULAR – marcado con flechas rojas
2º .-TRICOMA BULBOSO – marcado con flechas aules
3º.- TRIKOMA PILOSO – marcado con flecha verde
Imagen

Otra orueva vuisual a cerca de el aspecto que deben tener los tricomas en sus diferentes fases de maduración.
FLECHAS NEGRAS .- tricomas transparentes ( inicio maduración )

FLECHAS AZULES .- tricomas lechosos ( maduración moderada )

FLECHAS ROJAS .- tricomas ambarinos ( maduración total )

FLECHAS VERDES .- tricomas oscuros ( exceso de maduraciòn )
Imagen

bueno espero que este tocho que he puesto aquí le sea util a alguno de vosotros como me ha sido a mi.

Salu2 VeRdEs y suerte con vuestras Marias.

http://www.lamarihuana.com/foros/cultivo-exterior-f3/tricomas-morfologia-maduracion-aprende-cuando-cosechar-t72040.html

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA PRODUCCIÓN DE THC LA LUZ

Es la energía visible o una radiación luminosa emitida por la excitación de un cuerpo. Cuando esta radiación se produce dentro de la zona visible nos permite ver objetos y colores.

Existen dos grandes familias de fuentes luminosas: la incandescencia y la luminiscencia. La primera de origen térmico como el sol y la segunda la emitida por las luciérnagas.

Las lámparas modernas son fuentes luminosas de origen eléctrico. Las lámparas con filamento convencional o las halógenas producen luz por incandescencia. Las de descarga como los rayos, aprovechan la luminiscencia, mientras que un diodo como las luciérnagas, utilizan la fotoluminiscencia. Además existen lámparas de luz mezcla (incandescencia/luminiscencia) y lámparas fluorescentes, cuya característica es la de aprovechar tanto la incandescencia como la fotoluminiscencia.

La iluminancia (E), expresada en Lux, es el flujo luminoso que recibe una superficie determinada situada a una cierta distancia de la fuente. Se determina por la relación entre la intensidad luminosa y la distancia al cuadrado (intensidad x distancia al cuadrado = id2). Se mide con la ayuda de un luxómetro.

La intensidad luminosa (i), se expresa en candelas (cd) y es la intensidad del flujo proyectado en una dirección determinada.

Un día soleado de verano proporciona 100.000 lux a pleno sol y 10.000 a la sombra. Una noche de luna llena, 0.2 lux.

Luminancia (L), es la intensidad luminosa producida o reflejada por una superficie dada. Con ella se puede evaluar el deslumbramiento. Se mide en candelas por metro o centímetro cuadrado (cd/m2).

El flujo luminoso es la cantidad de luz emitida por una fuente, medida en lúmenes (lm) en la tensión normal de funcionamiento.

El espectro visible por el ojo humano es el situado en la franja del ultravioleta al infrarrojo, comprendiendo el campo de 400 nm a 700 nm de longitud de onda, pasando por el azul, verde, amarillo y el rojo. Cada fuente luminosa tiene un espectro distinto que le confiere unas características y cualidades específicas concretas.

Las lámparas de descarga emiten un espectro de rayas discontinuas. Las incandescentes de rayas continuas y el sol emiten todos los rayos en un espectro continuo y completo.

El tono y la temperatura de color: El tono de la luz se determina por su temperatura de color expresada en grados Kelvin (K). La escala Kelvin empieza en el punto cero absoluto ( 0º Kelvin = -273°C ). La temperatura de color de una fuente de luz es la correspondiente a la temperatura del cuerpo negro que presenta el mismo color que la fuente.

A mayor temperatura del cuerpo negro, el color de la luz se vuelve más blanca. Una bombilla incandescente tiene p.ej. una temperatura de color de 2800ºK, un tubo fluorescente luz día más de 5000ºK.

Se establecen tres grupos para el color de las fuentes de luz: Blanco luz día, Blanco neutral y Blanco cálido.

Dos fuentes de luz pueden tener la misma temperatura de color y poseer a causa de su composición espectral unas propiedades de reproducción de los colores muy diferentes.

Las luces cálidas emiten una coloración que tiende al amarillo y rojo. La luz fría, por contra, tira hacia el azul y violeta, y la luz natural blanca es aquella que emite el sol con cielo despejado.

La distribución espacial de la intensidad luminosa de una lámpara reflectora o una luminaria se define como “superficie de la distribución luminosa”. Este aspecto es muy importante a tener en cuenta y se representa por diferentes planos secantes en diagramas polares (curvas de la distribución luminosa). Para facilitar la comparación se relaciona la intensidad luminosa de la lámpara en la luminaria con 1000 lúmenes (lm) y con la unidad de cd/klm (Candela por kilolumen).

Por la forma que tenga la curva de la distribución luminosa se puede reconocer si se trata de una luminaria (o lámpara reflectora) de haz estrecho, ancho, simétrico o asimétrico.

Los seres vivos necesitan para sobrevivir la luz del sol. Las plantas transforman la energía en forma de luz en energía química. La primera etapa de la fotosíntesis es la absorción de luz por los pigmentos. La clorofila es el más importante de éstos, y es esencial para el proceso. Captura la luz de las regiones violeta y roja del espectro y la transforma en energía química mediante una serie de reacciones. Los distintos tipos de clorofila y otros pigmentos, llamados carotenoides y ficobilinas, absorben longitudes de onda luminosas algo distintas y transfieren la energía a la clorofila A, que termina el proceso de transformación. Estos pigmentos accesorios amplían el espectro de energía luminosa que aprovecha la fotosíntesis.

El cannabis como el resto de las plantas, algas y bacterias, prefieren el espectro solar continuo y completo, al resto de espectros limitados que emiten las lámparas en invernaderos y cultivos de interior. En la etapa o periodo de crecimiento vegetativo, el cannabis prefiere la luz con un espectro mayoritariamente entre azul (445 nm) y rojo (650 nm), similar al del sol en la primavera. El espectro azul optimiza la producción de clorofila y las reacciones fotosintéticas. El fototropismo (fenómeno causante del crecimiento hacia la luz) es influido intensamente por la luz azul, y se manifiesta dando plantas cortas, fuertes y vigorosas, con entrenudos también cortos. La carencia de este espectro proporciona plantas delgadas, altas, espigadas y muy delicadas a los agentes atmosféricos como el viento y lluvia fuertes. Durante la floración se precisa un incremento de rojos y amarillos, imitando la luz solar en las tardes otoñales, para favorecer la floración, la producción de resinas y de THC.

El cannabis necesita una alta intensidad y calidad de luz. Una media de 50.000 lúmenes son necesarios en cultivos de interior.

Existen varios tipos de lámparas que emiten luces adecuadas en el espectro que favorece al cannabis. La gama es muy amplia, pero podemos asegurar que hoy en día el mejor espectro azul-violeta para la fase vegetativa, lo proporcionan los fluorescentes del tipo Grolux de Sylvania, aunque también la serie Fluora de Osram proporciona un espectro muy bueno con bastantes lúmenes por vatio. El problema de los fluorescentes es que se necesitan muchos y un sistema mecánico para acercarlos o alejarlos de las plantas, con objeto de asegurar una intensidad adecuada en cultivos de interior ( a 5-10 centímetro de las sumidades), así como bastante espacio para un montaje correcto. Hoy es frecuente la sustitución de estos por lámparas de halogenuros metálicos que tienen un espectro aceptable con la combinación de vapor de yodo (HQI) y mercurio (MH), ocupando menos espacio, a la vez que ofrecen una alta intensidad lumínica. Las lámparas de vapor de sodio de alta presión (HPS), son óptimas para la floración, por la alta intensidad que proporcionan y sobre todo el espectro alto de rojos y amarillos.

La opción idónea sería adaptar una lámpara para cada fase de cultivo, pero hoy en día existen bombillas de Alta presión de Sodio, denominadas Agro, Vialox, etc., que incrementan hasta un 40% la tonalidad azul, con objeto de ofrecer una combinación de espectros adecuados para ambas fases del cultivo. Pero éstas no llegan a la calidad del espectro de algunos fluorescentes.

La recomendación general para optimizar calidad y producción es de un mínimo de 400 vatios por metro cuadrado en lámparas HPS, pero siempre y cuando las paredes y la pantalla reflectora de la lámpara reflejen y distribuyan correctamente la luz. Los materiales sintéticos reflexivos usados en fotografía, reflejan un 90-95%; la pintura blanca mate un 85-90%, la banca brillante un 70-75%; la amarilla un 70-80%; el papel de aluminio un 70-75% y la pintura negra menos del 10%. Igualmente conviene precisar que las bombillas pierden un 50% de intensidad lumínica en un año de uso continuo ó 3-4 cosechas, aunque no se aprecie a simple vista, siendo imprescindible reponerlas. Otro inconveniente de este tipo de lámparas es el calor que desprenden, que tiene que ser compensado con extractores y ventiladores. Las bombillas han de mantenerse a una distancia mínima de las sumidades de las plantas, aproximadamente a unos 40 centímetros las de 400 w. y 60 centímetros las de 600w. Estas distancias y las dimensiones de las plantas condicionan la altura de los habitáculos, circunstancia que tiene que ser sopesada para la instalación de cultivos en interior.

Las respuestas a la luz de las plantas pueden activarse solamente con una bombilla de 20 vatios. Un caso relacionado le ocurrió a un cultivador de interior, que pasado un mes de reducir el fotoperíodo (respuesta de los organismos a la duración relativa del día y de la noche) de 18 a 12 horas de luz, contemplaba incrédulo que las plantas se espigaban en exceso y no habían empezado a florecer, y tan sólo un varón mostró su sexo. Después de muchas elucubraciones descubrió que, al comenzar el ciclo oscuro, cuando el reloj temporizador apagaba las luces, activaba al mismo tiempo una minúscula luz de emergencia o seguridad que había olvidado desactivar, la cual permanecía encendida durante las horas de oscuridad e iluminaba tenuemente las plantas. Una teoría razonable para comprender esto es que un pigmento contenido en la planta (fitocromo), muy sensible a la luz y que actúa como un interruptor, no llegó a activarse al no existir una oscuridad suficiente para que todos los procesos necesarios se activaran para realizar el estímulo suficiente para el comienzo de la floración. El conjunto de procesos y sustancias que intervienen en el ciclo biológico de la inducción a la floración, se les denomina ‘Florigén’. Estas circunstancias ocasionaron que las plantas en vez de comenzar el ciclo de floración, se espigaran para acercarse a la fuente luminosa con objeto de recibir mayor intensidad lumínica. Esta anécdota no es comparable o trasladable a los cultivos de exterior, y no significa que cuando se ubican en las inmediaciones (por supuesto, no justo debajo) de alguna fuente luminosa como una farola de alumbrado público, las plantas no obedezcan el fotoperíodo, ya que la oscuridad de la noche es mucho más intensa y la luz parece que se pierde en su inmensidad, si no que tal vez se retrase un par de semanas y la producción sea algo inferior, dependiendo siempre de la intensidad que reciba.

Los fitocromos son pigmentos azul-verdosos de las plantas que se encuentran en las hojas, detectan la duración del día y generan una repuesta fisiológica según las cantidades relativas de luz y oscuridad en un periodo de 24 horas, controlando la floración en el cannabis. Se trata de una familia de proteínas fotorreceptoras cuyos orígenes se remontan a los primitivos procariotas fotosintetizadores y que, en el transcurso de la evolución, originaron sofisticados mecanismos de respuesta a las variaciones de la luz tales como la respuesta fotoperiódica.

Los fitocromos responden al espectro rojo de la luz y se transforman durante un periodo oscuro prolongado a otros fitocromos o se destruyen.

En el exterior, el cannabis cultivado en latitudes similares a la española, comienza a florecer en el mes de agosto comúnmente, dependiendo de la variedad, cuando el fotoperíodo lumínico decrece hasta unas 14 horas de luz por 10 de oscuridad. Para acelerar y favorecer el crecimiento vegetativo en cultivos de interior o invernaderos con luz artificial adicional, se fija un fotoperíodo de 18 horas de luz por 6 de oscuridad. Con el aumento de horas de luz, no se ha observado incrementos favorecedores apreciables de ningún tipo, incluso en cultivos intensivos de 24 horas de luz sin periodos de descanso. Para inducir la floración, el fotoperíodo recomendado óptimo es de 12 horas de luz por 12 horas de oscuridad.

Unos niveles adecuados de THC requieren de 10 a 12 horas de oscuridad continuas para inducir la floración, y al menos 10 horas de luz de espectro adecuado. Mantener durante la etapa de floración 14 horas de luz continua, pudiera favorecer una floración profusa, pero sería conveniente reducir a 12 horas e incluso a 10 en la fase final de maduración para evitar las refloraciones. La producción intensa de THC y resina se asocia con el comienzo de la floración, pero sería más correcto decir que se incrementa paulatinamente, como resultado del cambio en el fotoperíodo.

* Extracto del libro “EL CANNABIS NARCÓTICO”, escrito, dirigido y supervisado por CannaBioGen I+D.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cultivo de marihuana en armarios de cultivo Share Como cultivar marihuana en armarios de cultivo interior

Armario de cultivoArmario de cultivo

Tipo de cultivo de marihuana: mediante semillas de marihuana, no esquejes.

Densidad de cultivo en el armario: 12 plantas por m2

Medio de cultivo:  Tierra

Iluminación del cultivo

  • Los focos deben situarse a 50/60 cms de las plantas (con lámparas de sodio de 600 watios) o a 35/40 cms (con lámparas de sodio de 400 watios) y han de irse subiendo conforme la planta vaya creciendo, manteniendo siempre esta distancia.
  • Durante el periodo de crecimiento las plantas de marihuana necesitan 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad. Esta fase debe prolongarse durante dos semanas o hasta que las plantas midan aproximadamente 25 cm.
  • Durante la floración las plantas de marihuana necesitan 12 horas de luz y 12 h de oscuridad ( es muy importante que sea oscuridad absoluta). La duración de la floración es muy variable y puede ir de 50 a 70 días dependiendo de la variedad.

Ventilación de las plantas de marihuana

  • El extractor que,  por la potencia que tiene, hace a la vez de intractor, debe de estar siempre enchufado mientras la luz esté encendida. Durante la fase de oscuridad se debe de conectar 15 minutos cada hora y en las últimas semanas de floración se debería de aumentar a 15 minutos cada media hora y en el caso de que  la humedad supere el 90 % lo dejaríamos conectado durante las 24 horas.

Temperatura y humedad en el armario

  • La temperatura del armario no debería de superar los 31ºC de temperatura máxima, ni bajar de los 17ºC de temperatura mínima. Aunque la temperatura ideal  se situa ente los 20 y 28ºC.
  • La higrometría no debería de superar el 75% de máxima ni bajar del 20%. La higrometría ideal seria de entre el 40 y el 60 %. En momentos puntuales la humedad podria llegar a superar el 90 %, esto no sería ningún problema si se tratara de subidas puntuales. El termohigrómetro es muy necesario para controlar el ambiente de nuestro cultivo.
armario_cultivo_2Aspecto del armario de cultivo de marihuana

armario_cultivo_5

Riego y abonado de la marihuana

  • Las plántulas de marihuana necesitan un riego abundante una vez realizado el trasplante (½ litro por planta) . Dos dias después empezaremos a regar con 150 ml por planta y día. Un pulverizador nos puede ser de gran ayuda.
  • Al empezar la floración aumentaremos el riego a 250 ml por planta y día.
  • Durante las dos últimas semanas de floración volveremos a reducir el riego a 150 ml por planta y día.
  • Antes de cada riego tocaremos la tierra de las macetas. En caso que la tierra continúe  húmeda esperaremos a regar al día siguiente.
  • Estas indicaciones son solo una referencia para ayudar a encontrar el punto óptimo de riego, que variará un poco dependiendo d e la estación del año en que nos encontremos.
  • Los abonados se efectuaran una vez cada dos riegos, es decir, una vez regaremos con agua sola y a la siguiente con agua y abono.
  • Las abonados se efectuaran siguiendo las dosis  y tablas de aplicación recomendadas por el fabricante.

armario_cultivo_1

Tratamientos fitosanitarios de cannabis

Es conveniente efectuar un tratamiento fitosanitario para marihuana que comprenda insecticidas y un fungicida. El primer tratamiento lo haríamos a la semana de tener las plantas en el armario y el segundo a la semana de entrar en floración

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario